Compartir:

Los ídolos de la guitarra se extinguen, ¿corre también peligro el popular instrumento de 6 cuerdas?

La paulatina pero notoria desaparición de los que otrora fueran verdaderos referentes para una masa numerosísima de músicos y aficionados, nos referimos a los ídolos de la guitarra, es una realidad. ¿Arrastrará esta situación al mercado de este legendario instrumento musical? Lo analizamos en este artículo.

Ya no quedan héroes de la guitarra, o al menos no como antes, y parece ser que, si esta situación no se revierte, esta falta de referentes puede llegar a exponer a un gran peligro la supervivencia del instrumento roquero por excelencia que es, al mismo tiempo, el más popular del mudo junto al piano.

Si bien hay muchos estilos o géneros musicales que utilizan la guitarra como instrumento –en muchos de ellos es además un elemento fundamental, valga como ejemplo: la bossa nova, el folk, el country, el pop, la música clásica, etc.– probablemente el rock, con sus “Guitar Heros”, haya sido el gran benefactor de este instrumento, durante el siglo XX y parte del XXI, tanto a nivel de popularidad como de ventas. En cualquier caso, el momento aciago que vive la guitarra afecta en general a todos los tipos, incluyendo las guitarras eléctricas, acústicas y clásicas.

Un poco de historia para situarnos

Descendiente directo de la lira –junto a la cítara, el arpa y el laúd–, este instrumento musical lleva muchos años entre nosotros. Según algunos expertos fue introducido en la península ibérica por medio del Imperio Romano. Otros, sin embargo, afirman que fueron los árabes. Independientemente como sucediera el hecho, en lo que sí hay un consenso es en que su evolución más importante se produjo en lo que hoy es España.

A principios del siglo XVIII el instrumento adquiere su forma actual de 6 cuerdas y se establece una afinación estándar. El español Francisco Tárrega, en el siglo XIX, es quien le da el impulso definitivo, creando la escuela moderna de la guitarra y definiendo el posicionamiento de las manos y la forma de pulsar las cuerdas.

La guitarra, descendiente directo de la lira –junto a la cítara, el arpa y el laúd–, tuvo su evolución más importante en España

El instrumento continuó evolucionando con diferentes refuerzos en el mástil y, también, en la tapa armónica para una mayor resonancia y una mejor distribución del sonido. Así mismo se añadió el clavijero metálico –un sistema mucho más preciso y estable–, se aumentó el tamaño de la caja de resonancia y el ancho del mástil. Uno de los responsables de esta evolución de la guitarra fue el vienés Johann Stauffer que, por otra parte, fue el maestro del alemán Christian Frederick Martin Sr, constructor de guitarras que emigró a los Estados Unidos donde fundaría  Martin & Co., precursora junto a Gibson en la fabricación de guitarras acústicas y uno de los fabricantes con mayor renombre del mercado actual.

Ya en la primera mitad del siglo XX, nace la guitarra eléctrica. Si bien este instrumento fue producto del aporte de numerosos pioneros, oficialmente se le atribuyó la primera creación a George Delmetia Beauchamp, un inventor estadounidense de instrumentos musicales, fundador de guitarras Rickenbacker, que incorporó al instrumento un sistema electromagnético.

Rickenbacker A-22

La idea era que las guitarras se pudieran integrar con los amplificadores aparecidos unos años antes, un reclamo por parte de guitarristas de jazz y músicos de otras formaciones que necesitaban un mayor volumen para poder empastar con el resto de la orquesta. No obstante, la primera guitarra eléctrica de cuerpo sólido comercialmente exitosa fue de Fender, un diseño que no solo favorecía el mantenimiento sino que, además, evitaba los típicos problemas de realimentación sobre el escenario.

 

Fender American Original ‘50s Telecaster – Nueva edición

 

En la primera mitad del siglo XX, nace la guitarra eléctrica. Si bien hay muchos estilos o géneros musicales que utilizan la guitarra como instrumento, probablemente el rock, con sus “Guitar Heros”, haya sido el gran benefactor de este instrumento, durante el siglo XX y parte del XXI, tanto a nivel de popularidad como de ventas. 

Este brevísimo repaso nos ha servido para situarnos en el diseño más utilizado por los míticos ídolos de la guitarra. Leyendas como Jimi Hendrix, Steve Vai, Jimmy Page, Stevie Ray Vaughan, Eddie Van Halen, Eric Clapton o Slash empapelaban, no hace muchos años, las paredes de las habitaciones y locales de ensayos de muchos admiradores. Guitarristas profesionales y aficionados hacían verdaderos esfuerzos por hacerse con la misma marca, el mismo modelo de guitarra que utilizaban sus héroes guitarreros.

El universo que envuelve a la guitarra y, en concreto, a la guitarra eléctrica está plagado de historias, leyendas, mitos, libros y películas. Los 60, 70, 80 y 90 fueron años de oro para Fender, Gibson, Ibanez, entre otras. Pero el mundo gira y las cosas cambian. Esta es una realidad inherente al progreso que exige saber adaptarse a cada una de las etapas y, en este aspecto, parece ser que los fabricantes de guitarras no están encontrando todavía su sitio.

Jimi Hendrix, un verdadero símbolo de la guitarra eléctrica

Situación actual del mercado de la guitarra

Llegados a este punto, consideramos necesario recalcar que no es que se contemple la desaparición de este legendario instrumento de 6 cuerdas –7 si hablamos de la rompedora Ibanez Universe UV77MC diseñada por Steve Vai–, ni mucho menos. Se trata simplemente de situar el contexto. No obstante, de lo que a día de hoy no estamos tan seguros es de la suerte que correrán muchas de las míticas compañías de guitarras.

En la época dorada de este instrumento, músicos profesionales y aficionados hacían verdaderos esfuerzos por hacerse con la misma marca, el mismo modelo que utilizaban sus ídolos de la guitarra.

Es noticia de actualidad que gigantes de la industria como Gibson o Fender están pasando grandes apuros económicos. Esta situación, más allá de que pueda deberse una mala gestión empresarial por parte de dichas compañías y/o de las vicisitudes adversas del mercado, tiene gran parte de su origen en una cuestión puramente cultural –que no es casual–. Es la consecuencia de una relación de fuerzas entre universos musicales asociados a tendencias de mercado con características e intereses diferentes. Es interesante añadir que, en este aspecto también ha influido la significativa evolución y abaratamiento de la tecnología.

No vamos a entrar en esta ocasión, por la complejidad del tema, a analizar la música y el arte en general desde un punto de vista socioeconómico, pero hay mucho de eso. Obviamente los gustos cambian pero sería muy pueril creer que la moda es algo espontáneo e inocente.

La actual situación del mercado de las guitarras tiene gran parte de su origen en una cuestión puramente cultural.

La ecuación, si se quiere, es muy simple. En los días que corren los ídolos son otros. Dejando de lado la música pop/latina, que es harina de otro costal, es la música electrónica, simplificando mucho este amplio y rico género, la que lo copa todo en la actualidad. Martin Garrix, Armin Van Buuren, Tiesto, David Guetta, Carl Cox son los que llenan estadios y discotecas, suenan constantemente en radios, fiestas, desfiles de moda, mítines políticos, bares o tiendas populares. Venden música como parte esencial del negocio pero, también, muchas cosas más. Promocionan discotecas, eventos, ciudades, venden marcas de ropa, estilos de vida y, por supuesto, instrumentos y accesorios para hacer música.

Y he aquí el quid de la cuestión. Como ya sabréis, no promocionan Telecasters, ni Stratocasters. Lo que ahora son objetos de deseo, lo que los aficionados y profesionales de la música quieren conseguir son mezcladores, platos giradiscos, auriculares, sintetizadores modulares, controladores, etc., y, a ser posible, los mismos que utilizan sus ídolos.

 

 

Por supuesto que, en primera y última instancia, la caída de la industria de las guitarras es responsabilidad, si se acepta el término, del propio sector, incluyendo fabricantes, músicos, gestores culturales pero, también, de un complejo amasijo de circunstancias relacionadas.

En los días que corren los ídolos son otros. Es la música electrónica, simplificando mucho este amplio y rico género, la que copa todo en la actualidad. Los viejos ídolos de las guitarra se han quedado atrás y, a día de hoy, muchos de los jóvenes están más interesados en otros estilos de música.

Por otra parte, además de las cuestiones antes mencionadas y de los errores cometidos por algunas compañías al intentar diversificar el negocio –Gibson, la legendaria marca de guitarras, se enfrenta a una banca rota inminente a pesar de sus 120 años de historia y de su impresionante prestigio–, otra causa directa de la bajada en ventas de guitarras a nivel mundial es la revalorización de los instrumentos de segunda mano en detrimento de los nuevos modelos. Teniendo esto en cuenta, no es casualidad que Fender esté potenciando sus extraordinarias guitarras y bajos eléctricos de la serie American Original, por ejemplo.

Fender Custom Shop: Te ofrecemos las guitarras más influyentes del mundo

Expertos en la venta de guitarras y, también, figuras notorias de la música como Paul McCartney, sostienen que, efectivamente, una de las principales causas de esta debacle es que faltan referentes. Quienes en su día adquirieron estas guitarras y sustentaron el negocio –que son los que hoy las revenden generando ese comercio de segunda mano– fueron músicos que querían emular a sus ídolos de la guitarra. En cambio, a día de hoy, los jóvenes están más interesados en la música electrónica, el pop y la música comercial con reminiscencias pseudolatinas y, aunque siguen existiendo bandas guitarreas, no hay, comparativamente, modelos a imitar.

El futuro de la guitarra

En resumen, se venden sensiblemente menos álbumes de bandas guitarreras que en épocas pasadas y el género, poco a poco, se ha quedando anticuado a los ojos de la industria del entretenimiento. En consecuencia, la venta de guitarras eléctricas ha caído en picado. Esto es evidente.

A pesar de esto, algunos analistas económicos afirman que el negocio principal es un negocio muy estable y sostenible pero que necesita una importante restructuración adaptada a las circunstancias que hemos detallado.

Guitarras Duesenberg: diseño retro y tecnología innovadora

Ahora bien, no se trata de echarle la culpa a otros gestilos musicales predominantes, ni al streaming, ni a la frenética de la sociedad moderna. La música sigue ahí y la guitarra deberá saber renovarse para no morir o, dicho de otra forma, para no alejarse de las generaciones futuras. Seguramente adaptándose a nuevos enfoques, estilos, mercados, etc. Existen propuestas muy interesantes en esta línea: servicios en la nube para interactuar con otros usuarios, profesionales y tutores, integración en los propios instrumentos de la tecnología más reciente, entre otros. Son pasos importantes pero, sin duda, la principal meta debe ser buscar y llegar a los jóvenes.

El género “banda roquera guitarrera” se ha quedando anticuado a los ojos de la industria del entretenimiento. Por este motivo, la principal meta de los fabricantes de guitarra debe ser llegar a los jóvenes.

Es muy importante que las guitarras sigan estando en las tiendas, que se puedan ver, tocar, en definitiva, que el músico pueda experimentarlas. Las sensaciones que transmiten estos instrumentos siguen siendo igual de inspiradoras y emocionantes y, si los fabricantes son capaces de adaptarse al mercado actual, el futuro de la guitarra puede ser muy prometedor.

En Drunkat hemos apostado firmemente –y lo continuamos haciendo– por este instrumento musical icónico.

Hemos creado un entorno protegido donde valoramos y mimamos a un instrumento que consideramos fundamental para la música, comercializando las mejores marcas y modelos, investigando y renovándonos, siempre con un claro compromiso con la guitarra y nuestros clientes.

Puedes contactar con nosotros para cualquier duda que tengas sobre este extraordinario instrumento. Así mismo, te invitamos a visitar nuestra tienda online, allí podrás encontrar un inmenso abanico de guitarras eléctricas, acústicas, clásicas y muchos otros productos y, por supuesto, con los mejores precios del mercado.


Otros artículos que te van a interesar

 


guitarras ibanez


guitarras fender

5 consejos para músicos

Compartir:

¿ERES NUEVO POR AQUÍ?

Suscríbete ahora y disfruta de un 3% de dto.

7 comentarios

Joakin

Es imposible que la guitarra se pierda como instrumento. Hablais de musica electronica como uno de los factores por los que se estan perdiendo las guitarras, pero eso no es asi. El fan de la electronica es el de lo digital, el que usa spotify y no compra un disco. El rockero en cambio, es el que compra discos, sigue bandas, va a conciertos, apuesta por el rock’n roll ( como los heroes del silencio) simplemente los medios de comunicacion ( tv o radio) no quieren promocionar este genero por el simple hecho de que el rock cuestiona la etica de los medios ( en algunas vertientes claro) lo que hace que cada dia cueste mas. Afortunadamente aun quedan personas que vamos( o hacemos) a conciertos y mientras haya uno solo, jamas morira ni la guitarra ni los guitar heros

Responder
administrador

Hola Joakin, muchas gracias por tu opinión, para nosotros es muy importante ya que hace más interesantes nuestras publicaciones. Como bien dejas ver en tu comentario, existe una importante razón sociocultural y económica en todo esto. No obstante, si bien puede ser que el clásico rockero sea más de música en formato físico, es una verdad que, en cuestiones de eventos en vivo, la música electrónica mueve cantidades ingentes de personas. Está claro que, desde el punto de vista musical, creativo y artístico, la guitarra, como otros instrumentos clásicos, no va a desaparecer, ni mucho menos. Ahora bien, en los tiempos que corren, es evidente que, desde un punto de vista comercial, es necesario que se renueve el enfoque de este glorioso instrumento.
Continuaremos analizando este y otros temas relacionados. Te invitamos a que sigas participando en nuestro blog. Un gran saludo de parte del equipo de Drunkat.

Responder
Antonio navarro

Mientras exista el metal heavy,desth,el black metal ,el doom siempre habra guitarras lo que pasa los precios estan desorbitado ok saludos gracias por escucharme

Responder
administrador

Hola Eloy, llevas mucha razón en lo que dices. La música y el arte en general están vivos y, por lo tanto, van adoptando diferentes formas a lo largo de la historia, es inherente a la evolución. Por otro lado, también es verdad que el tirón que tenían estos instrumentos hace un par de lustros ya no es el mismo en la actualidad y eso está afectando a la industria de la guitarra.

¡Muchas gracias por participar! Un gran saludo de parte del equipo de Drunkat.

Responder
Manuel

El articulo es bastante completo,no se si un poco apocalíptico por lo de la posible quiebra de Gibson, pero se han obviado un par de razones de peso : tocar bien la guitarra, que no es fácil, hoy en día hay mucha gente que lo hace, el nivel general ha subido tanto que ya ” no sorprende”.los precios de las guitarras fabricadas en Asia las han hecho económicamente asequibles y la mucha metodología, la buena quiero decir, vía profesor y/o método libro-disco, además de los tutoriales en internet, han facilitado su aprendizaje.Las nuevas generaciones son ” mas inteligentes” cada vez, al menos en el sentido de rapidez de aprendizaje ” manual” y son también” mas valientes” no temen enfrentarse a aprender a tocar ( cosa que hasta hace poco era impensable y/o estaba mal visto si no era estudiando Musica ( y el solfeo ” a la antigua” es arduo y aburrido.Las nuevas escuelas han ayudado mucho a que hotel nivel sea el que es, muy alto. Y eso hace también que se desmitifique a aquellos ídolos que antes se consideraban inigualables. Hoy en día mucha gente tiene un pequeño tome estudio en su casa y puede hacer cosas aeptales sin necesidad de tocar absolutamente ningún instrumento, todo vía Midi. Y ahí si. Si existiera la guitarra Midi, si se salvara el escollo del indeseable retardo, “perdido el respeto” a los antes gurus de la guitarra la situación se revertiria, al mercado actual se añadiría uno nuevo, adicto a las nuevas tecnologías que incorporaría la guitarra a su actividad lúdica y o profesional. Los guitarristas de verdad, de cualquier estilo, seguirían su camino coexistiendo con los recién incorporados y beneficiándose de la comparación que les favorece porque, especialmente la guitarra, instrumento tan enraizado y entrañable que se toca abrazandola no desaparecerá nunca.

Responder
administrador

Hola Manuel, muchas gracias por tu opinión. Nos alegra enormemente que participéis en nuestras publicaciones. Consideramos que es una muy buena manera de aprender y sacar conclusiones, para todos. Añado información sobre algunos de los puntos que mencionas. En cuanto a la posible quiebra de Gibson, probablemente esto no suceda –aunque torres más altas han caído–. No obstante, la situación actual de la empresa –según información contrastada con medios informativos fiables– es bastante delicada y, con toda seguridad, obligará a la empresa a un cambio de rumbo sustancial. Dicho esto, me gustaría centrarme en lo que se plantea en el titular. Es una realidad que la explosión de la tecnología, las telecomunicaciones, redes sociales, etc., ha democratizado el talento. Dicho de otra manera, es muy probable que no se trate de que ahora haya músicos más talentosos, sino mayores posibilidades de ser “visible”. Ya sabes, una buena demostración en Youtube y a rodar! Por otra parte, está el tema de los intereses de la industria, de los medios de comunicación –como comenta en este hilo Joakin– que encaminan –o lo intentan– a la sociedad hacía determinados lugares. Está claro que es simplificar mucho el tema, pero esta es una respuesta breve a tu comentario. El asunto da para muchos artículos más y ten por seguro que seguiremos analizando esta y otras cuestiones relacionadas. Te invitamos a que sigas participando en nuestro blog. Un gran saludo de parte del equipo de Drunkat.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *