Compartir:

Consejos para empezar a mezclar tu música

Mezclar música: ¿no sabes por dónde empezar?

¿Eres músico y te gustaría mezclar tu propia música? ¿Acabas de empezar a mezclar música y necesitas algunos consejos? Te resumimos los seis puntos básicos que debes conocer para que puedas empezar con tus mezclas.

A continuación explicaremos seis puntos básicos que resultarán de especial interés a aquellas personas con poca experiencia en el complejo arte de mezclar música.

Lo que sucede normalmente, cuando se tienen pocos conocimientos o escasa experiencia en la materia, es que al técnico o al músico que se sienta delante de la sesión abierta se le amontonan las ideas y las dudas, a partes iguales. Este sabe lo que quiere conseguir, pero no tiene ni idea de por dónde empezar y cuál es el camino que debe seguir para lograr su objetivo.

Si bien se podría decir que existen tantas maneras de mezclar audio como personas que se dedican a esto, también es verdad que hay una serie de esquemas, tratamientos y pasos que son comunes en la mayoría de los casos.

Los seis puntos más importantes para empezar a mezclar música son los siguientes:

1. Pre-mezcla clara y organizada

Para conseguir esta claridad, las pistas de audio deben tener un nivel óptimo y unos ajustes adecuados. Para establecer un orden lógico de las pistas es muy importante distribuirlas y etiquetarlas de forma coherente e intuitiva. Una manera lógica de distribuir los instrumentos es respetando el orden dentro del espectro. Por ejemplo, de izquierda a derecha, primero el bombo, luego el bajo, a continuación las guitarras, sintetizadores, voz principal, instrumentos solistas, etc. En cuanto a la distribución del resto de canales, generalmente primero vendrían las pistas auxiliares, luego los retornos, buses de salida, grupos y al final el canal master. En este primer paso, es muy recomendable definir e identificar cuál o cuáles son los elementos más importantes de la grabación, de esta manera será más fácil encontrar un punto de partida para empezar a mezclar.

Aunque un músico tenga aptitudes para mezclar su propia música, siempre es recomendable que sea una tercera persona quien mezcle un determinado trabajo, ya que es fundamental que exista una visión diferente y no implicada en la creación de la obra. El autor o intérprete debería limitarse a asistir al ingeniero en cuestiones de concepto general del proyecto, prioridades, arreglos, intereses y gustos.

2. Ajustes de niveles y panoramas

Una buena forma de comenzar con la mezcla de audio es establecer el nivel general a cero dBs y crear grupos de canales para poder hacer modificaciones puntuales de nivel sin perjudicar la dinámica general. En esta etapa sólo intentaremos acercar la mezcla al lugar que pretendemos. Para ello, prestaremos atención al nivel de cada una de las pistas y a cómo se relacionan en el contexto general de la mezcla.

También es muy importante detenernos en la distribución de estas pistas en el espacio de los 180º de la mezcla.

tutorial mezclar músicaCon el ajuste del panorama buscaremos establecer un campo estéreo equilibrado. Si bien existen determinadas “normas de ubicación aceptadas” para los distintos instrumentos, como por ejemplo, bombo, bajo y voz principal al centro, coros, platos, pianos, en estéreo y a ambos lados de la mezcla, la panoramización dependerá del estilo musical, del tipo de producción y de lo abarrotada que esté la mezcla.

Como el panorama puede influir en el volumen de las diferentes pistas, es aconsejable determinar estos ajustes antes de establecer el nivel de volumen definitivo de cada una de las pistas. Para esta tarea pueden resultar muy útiles unos auriculares de referencia. El volumen inicial de la mezcla de audio, independientemente de  los monitores de estudio que se utilicen,  debe ser bajo, así evitaremos la compresión natural de los oídos y la fatiga, factores que afectarían negativamente a nuestra escucha objetiva.

3. Añadir los plugins a la salida general

La idea en este punto es, mediante plugins de procesamiento de señal, controlar los picos y buscar un balance suave del sonido general, con el fin de ir acercando la mezcla al sonido que queremos conseguir. Esta especie de boceto de mezcla nos permitirá empezar a tomar decisiones y a darle forma al conjunto de la misma, siempre teniendo presente los instrumentos más importantes, como hemos comentado en el primer párrafo, que serán el punto de referencia para ajustar el resto de elementos.

mezclar_música_plugins

4. Ecualización, la herramienta inteligente

El ecualizador y el compresor son dos de los procesadores más utilizados en la mezcla de audio y la masterización. La ecualización es el proceso más inteligente para aportar claridad a la mezcla, evitar el solapamiento de instrumentos, añadir definición, eliminar sonidos no deseados y, en última instancia, situar todos los elementos que conforman el proyecto en el lugar más adecuado, distribuyéndolos de forma tal que interactúen en armonía entre sí. Para trabajar este aspecto de la mezcla de audio resulta muy útil hacerlo, en una primera instancia, en modo mono. Al trabajar sin una separación panorámica, podemos apreciar mucho mejor los efectos de la ecualización.

Con la ecualización hay una máxima que siempre se cumple: “a menudo es mejor recortar que realzar, de esta forma evitas provocar conflictos y cedes espacio a los diferentes instrumentos”

5. Compresión, el espacio necesario

La compresión nos permite trabajar sobre la dinámica de una mezcla. Controlando los niveles máximos y mínimos conseguimos mantener un mayor volumen promedio, lo que redunda en una mezcla mucho más viva y en la que destacan todos los matices. El compresor es una herramienta que, bien utilizada, te da los medios para moldear el sonido general de la mezcla y conseguir que esta sea más natural, inteligible y cómoda de escuchar.

La compresión es un tipo de procesamiento que requiere mucha experiencia, no obstante, para comenzar, es bueno que sepas que es recomendable aplicar una compresión suave, en diferentes etapas de la mezcla, evitando aplicar una compresión excesiva en un único punto de la misma.

Consejos para empezar a mezclar tu música

Al igual que sucede con la ecualización, en esta parte del proceso de mezcla también es recomendable utilizar la compresión en modo mono. De esta manera evitamos trabajar con una posible sensación de espacio que pueda confundirnos.

6. Efectos de sonido

Una vez hechos los ajustes necesarios sobre todos los detalles referentes al correcto posicionamiento de los distintos elementos de la mezcla, tanto a nivel dinámico como de frecuencia, es el momento recomendado para añadir otros efectos tales como reverberación, retardos, etc., terminar de ajustar los panoramas y el nivel definitivo de cada una de las pistas.

Estos son los primeros pasos a seguir para que al mezclar música puedas conseguir unos buenos resultados. A partir de aquí, hasta llegar a la etapa de masterización, queda mucho trabajo por hacer. El objetivo final es conseguir que la mezcla tenga:

  • Claridad: Cada parte, cada instrumento y elemento debe sonar limpio, con claridad y presencia.
  • Separación: Todos los instrumentos y cada una de las partes de la mezcla deben tener su espacio y ser fácilmente identificables.
  • Equilibrio: Debe existir un perfecto equilibrio en el movimiento de cada instrumento dentro de todo el espectro de frecuencias. Hay que prestar atención especialmente a la gama media de frecuencias, debido a que es donde suelen agruparse un gran número de instrumentos.

Esperamos que estos sencillos consejos te hayan resultado interesantes y cumplan con su función, la de ayudarte a enriquecer y mejorar tu forma de trabajar. Si quieres profundizar más sobre este y otros temas relacionados no dejes de leer nuestras próximas publicaciones que, estamos seguro, te resultarán muy útiles.


¿Qué te parecen las recomendaciones de este artículo? Escribe abajo tus comentarios…


Publicado el: 18 de Julio de 2016 08:15 por Diego Ynsaurralde. 

 

Otros artículos que te van a interesar

 

5 consejos para mejorar tu sonido: lo que nunca te han contado

5-consejos-para-mejorar-tu-sonido_01

Las 4 claves para colocar tus monitores de estudio correctamente.

como_colocar_altavoces_02

Compartir:

¿ERES NUEVO POR AQUÍ?

Suscríbete ahora y disfruta de un 3% de dto.

3 comentarios

Sebas

La verdad es que se agradece, sobre todo cuando estás empezando en algo nuevo, encontrar información clara y que vaya directa al grano. Muchas gracias por el artículo. Saludos.

Sebas

Responder
Herold Jaair

Muy Buen artículo!! Altamente recomendable, mucha claridad en el que debe ser el básico en la producción musical… Me ha llegado mucho el tema de trabajar en mono a la hora de aplicar los fxs, equalizar, comprimir… havia visto algo así al trabajar con bombos y bajos, pero en lo demás es la primera vez que lo oigo, y como se suele decir, ” me la apunto” 😀 … Gracias a Diego Ynsaurralde y eñorabuena a Drunkat por esta iniciativa…

Responder
Felix

Muchas gracias por la informacion es de mucha ayuda ya que en muy pocos sitios tedan muy buenos consejos muchas gracias… Saludos

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *